Al calor del verano mediterráneo, hay un ingrediente de temporada que se convierte en el favorito europeo: la langosta. Su incomparable sabor, así como su textura delicada satisface hasta los paladares más exigentes y es muy común degustarla entre junio y septiembre, con diversas delicias y recetas peculiares.

Este crustáceo goza de buena reputación en las cocinas de todo el mundo por su exquisito toque a sal de mar pero con tonos dulces y una carne tan suave que se deshace en la boca. ¡Todo un manjar!

Hay una gran tradición pesquera en las islas del Mediterráneo de la cual la langosta es protagonista. Tan es así, que en lugares como Menorca, España, lleva 120 años siendo la reina de la mesa, con su platillo típico “Caldereta de langosta”, un plato gourmet preparado en cazuela de barro a fuego lento y aderezado con diente de ajo, almendras, perejil, zumo de limón, entre otros ingredientes. 

En Ibiza, desde hace varios años, es popular servirla con papas fritas, sin embargo, en los últimos años se han añadido huevos fritos, lo cual ha resultado todo un éxito en esta pequeña ínsula. Este platillo, flambeado con brandy, genera una peculiar mezcla entre lo complejo y lo sencillo que se ha expandido por toda la zona volviéndose parte de las imperdibles delicias del verano europeo.

También dentro de la península ibérica, destaca el Festival de la Langosta, que se lleva a cabo en el pueblo gallego de A Guarda desde hace casi tres décadas durante el mes de julio. Esta festividad se ha convertido en un referente gastronómico a nivel mundial, donde además, se realizan diversas actividades artísticas y culturales.

Tan común es la langosta por todo el Mediterráneo que es un must de todos los menús europeos. En Italia y Grecia, por ejemplo, suele servirse con pasta, platillo que se conoce en griego como astako makaronáda.

Como se puede notar, hay cientos de formas de disfrutar de este manjar marino, tan codiciado por su textura e inigualable sabor. En Taboo Tulum puedes degustarlo asado a la leña con limón siciliano y mantequilla de ajo o también dentro de un platillo Mar y Tierra, acompañado de un lomo de carne USDA prime. ¡No te puedes perder esta exquisita experiencia!